“Yo decidí ser puta”: defensa de una trabajadora sexual de su labor ante Vicky Dávila

“Yo decidí ser puta”: defensa de una trabajadora sexual de su labor ante Vicky Dávila

Laura estuvo en entrevista con La W este jueves junto con otras 2 personas dedicadas a esta labor y se refirieron a la situación actual de su oficio en Colombia. Piden que se les regule su labor y que puedan acceder a todos los derechos.

La primera polémica de la entrevista de La W se dio al inicio, cuando Vicky hizo la presentación de sus invitadas e introducción del tema.

“A propósito de lo que se vive en la vida cuando el oficio es la prostitución, no crean que es una vida fácil, es compleja, es difícil, se viven muchas cosas hasta peligrosas, tristes, muchas situaciones que son difíciles de vivir y de contar, por eso les agradecemos a las 5 personas que hoy han permitido traer sus historias para compartirlas con los oyentes. Hay una de ellas que dijo que iba aponer la cara y es Laura. Laura, bienvenida”, dijo la periodista.

Ante esto, Laura, que, contrario a las otras dos invitadas, quiso hacer público su nombre y contó su testimonio abiertamente, le insinuó a Vicky que no compartía su presentación porque está revictimizando, nuevamente, la profesión de las trabajadoras sexuales.

“Siento que, de pronto, revictimizas el ejercicio al decir son historias tal vez difíciles, tal vez peligrosas. En todos los trabajos hay peligros, en todos es posible que una se fracture o tener una enfermedad de transmisión sexual como en la prostitución. La persona que es infiel con muchas personas puede contraer una enfermedad y transmitírsela a su pareja”, dijo Laura.

Segundos después, Vicky le preguntó: “¿Se siente bien haciendo el oficio que hace, lo hace a gusto?”.

A lo que la trabajadora sexual le respondió: “Sí, lo hago con tranquilidad, siento que cubro una cuota de necesidad en el país, la necesidad del placer, del deseo, del coito, hasta reanimar una relación; hay parejas que me contratan y me dicen ‘tenerte en nuestra relación nos ha hecho más felices’ y es porque invitan a una persona seria, que sabe cómo es el trabajo sexual, que entienden que no es la amante de ninguno de los dos”.

Laura enfatizó en que cree que todas las personas viven una condición propia. “Es decir, hay mucha gente que llega a la prostitución por una necesidad, que ha vivido circunstancias difíciles; no creo que todo sea maravilloso en el mundo de la prostitución”, agregó.

Enseguida, le dijo a Vicky que ella pudo escoger lo que le gusta (ser periodista), pero hay otras personas que pasan por circunstancias difíciles y no se puede generalizar que todo es felicidad en su labor de periodista. “No creo que todos lo hagan con el mismo gusto que usted lo hace”, agregó.

“Como en todos los trabajos, este es mi trabajo, así como tú escogiste ser periodista y mi amiga ser licenciada y todos los trabajos tienen sus lados feos. Hay gente que hace lo que ama y tiene la oportunidad de ser fotógrafo o modelo y yo decidí ser puta, me encontré con esto en la vida. Hubo cosas no tan divertidas, fuertes, dolorosas, pero no deja de ser mi trabajo”, sentenció Laura, que ejerce la prostitución desde los 18 años, y actualmente tiene 25.

Para ella, en el momento en que escogió esta labor lo hizo como decisión apresurada. Además, porque es una persona que no se mide para vivir, sino que vive todo el tiendo lo que venga.

“En un momento me enamoré y tomé la decisión de ser prostituta en nombre de ese amor. No me arrepiento de mi decisión, siento que mi construcción como prostituta y como mujer han sido idóneas sin importar los escenarios de violencia, de estigmatización por la sociedad, más allá de los lugares donde uno ejerce la prostitución, sino la sociedad, las violencias simbólicas”, sostuvo Laura.

Esta es la entrevista completa de Vicky este jueves: